¿Qué lentes uso para fotografía documental de familias?

“La cámara no hace al fotógraf@”

Pero, elegir el equipo adecuado para trabajar…puede marcar un gran salto de calidad en el material a entregarle a tus client@s

¡Por eso te dejo estos 5 tips!

Arranquemos por el principio: cuando empecé a trabajar tenía una Nikon D80 acompañada por un zoom 18-105 que no era tan luminoso, y tenía un flash viejito que solo podía usar en modo manual. Así hacía mis trabajos, y para los recitales tenía una limitación que hoy sería impensada: el ruido de imagen era horrendo en ISO 800, y a veces cuando fotografiaba bandas extranjeras no podía usar flash, así que me las tenía que arreglar como podía tratando de no superar un ISO 400. Con el tiempo fui cambiando cámaras, lentes y marcas, y la experiencia en las distintas ramas de la fotografía me fue marcando el camino hasta encontrar el equipo adecuado para el estilo que hago (por eso es taaan importante explorar, hacer fotos de todos los estilos, ver qué sentís haciendo cada una y con qué te sentís cómod@).

Si bien hay un montón de opiniones al respecto de este tema, te voy a contar mi propia visión sobre el equipo ideal al momento de hacer fotografía documental de familias.

¿Cómo hago para saber qué equipo necesito?

En primer lugar, es importante que tengas buenos lentes. Quizás el cuerpo de tu cámara tenga algunos años, tal vez tengas una cámara de gama baja porque estás arrancando, o por ahí pensás que necesitás un sensor full frame para tener mejor calidad de imagen pero, en mi opinión, si no tenés buenos lentes no podrás sacarle el jugo a tu equipo así tenga 10 años o aunque sea el último modelo del mercado. Es por esto que yo siempre priorizo la compra de lentes full frame (aunque no es indispensable), luminosos y de buena calidad.

Lo siguiente es entender porqué elegir un objetivo sobre el otro, y acá te cuento algunas cosas que suelen suceder en las sesiones familiares para que puedas usar como parámetro:

  • Las casas no siempre son grandes: esto ya te da la primer pista…vas a necesitar un angular. Yo sé que es más difícil componer y que quizás te sientas más cómod@ con un tele para hacer retratos, pero con el tiempo le vas a encontrar la vuelta y, creeme, es un viaje de ida. No es necesario un ojo de pez, pero con un 28 o un 35 mm ya vas a tener una linda (y útil) distancia focal. Yo uso un 35 mm f1.8 y lo amo con locura y pasión.
  • Las casas no siempre son luminosas: acá tenés la segunda pista…vas a necesitar diafragmas más abiertos. Aunque a veces te juegue en contra por la poca profundidad de campo (sobre todo si vas a hacer fotos grupales o si vas a trabajar en capas), siempre es preferible tener un lente que abra más de lo que lo hace un kit. No es necesario que gastes una fortuna en un f1.4, con un f1.8 ya tenés luz de sobra y son lentes bastante accesibles.
  • A mi me gusta moverme: si veo una situación que necesite fotografiar en detalle me acerco, y si necesito un plano general me alejo. Hace años dejé de usar zoom y me pasé al bando de los lentes fijos: son más livianos, tienen muchísima mejor calidad, son más luminosos y además me obligan a pensar la foto de otra manera.
  • Para el tipo de trabajo que hago no necesito un tele muy pronunciado: de hecho, no tengo uno. Solo cuento con un 85 mm. f1.8 que raras veces uso, y que me sirve cuando necesito capturar situaciones sin ser vista fácilmente. Con esa distancia focal me sobra para las sesiones documentales, y me salva cuando necesito hacer retratos más posados.
  • Hay que amigarse con el ISO: más que amigarte…enamorarte y perderle el miedo por completo. El ruido de imagen que tienen las cámaras más nuevas del mercado no tiene ni punto de comparación con el que tenía mi D80, y aún así me las arreglaba…imaginate lo feliz que soy con los 6.400 de mi D610 (¡y eso que se queda bastante corta en ese aspecto!). Si exponés correctamente, el ruido casi no se percibe (y hasta le da un poco de textura a la foto). Y si te tocó una casa extremandamente oscura vas a tener que apelar al uso del flash…¡si supieras las cosas lindas que se pueden hacer sin que se note cuando está bien usado!!!

Además de cámara y lentes, hay otros tips que pueden servirte para este tipo de sesiones: el uso del flash, la cantidad de baterías, tarjetas de memoria, correas, mochilas y los dispositivos de almacenamiento adecuados para hacer back up, liberar espacio en tu disco y agilizar el flujo de trabajo. Si querés recibir estos tips extras, te invito a que te sumes al newsletter ¡haciendo click acá! (si ya estás suscript@, en breve recibirás esta info exclusiva)

Y si esta info te resultó útil, te invito a que me dejes algún comentario en Instagram para saber si te gustó 💚

¡Gracias como siempre por leer!

Deja un comentario