capacitaciones Ivana Gorosito Fotografia de familias

¿Cómo cobrar una sesión documental?

¡La guía definitiva para calcular tus valores!

• ¿Cuánto cobro por una sesión corta? • ¿Y por un Day in the life? • ¿Puedo cobrar lo mismo que mi competencia? • ¿Me resultarán rentables los valores de otras personas? • ¿Tengo que cobrar menos si recién empiezo? •

Durante años quise encontrar una fórmula que me ayudara a calcular fácilmente el valor de mi hora de trabajo para poder presupuestar rápidamente, pero siempre me faltaba algún dato que me ayudara a saber si realmente tenía un precio rentable.

Son muchas las preguntas que rondan en torno a este tema, por eso te dejo esta guía que es la que yo uso actualmente, para saber cuáles son MIS valores según mi estilo de vida, la zona en la que resido, la calidad de mi trabajo, y muchas otras variables que hacen que mis precios no puedan ser iguales a los de l@s demás sólo por el tipo de trabajo o por los años de experiencia J

¡Espero que te sirva tanto como a mí!


 

 

taller Fotografia documental de familias en Quilmes!
(Fotografia tomada por Lilia Pereira durante mi taller de Fotografia documental de familias en Quilmes!)

 

Ante todo, hacete unos ricos mates (o un buen café), abrí una hoja nueva en Excel, y empezá a anotar los siguientes datos que vas a necesitar para saber cuáles son tus gastos fijos…esos que tenés que cubrir aunque no tengas un solo trabajo en todo el mes:

  1. Gastos fijos de tu casa: alquiler / expensas / luz / gas / comida / medicina prepaga / celular / Internet, etc
  2. Gastos personales: tarjeta de crédito / esparcimiento / ropa, etc
  3. AFIP: Monotributo / Contador / Ingresos Brutos, etc
  4. Gastos fijos para tu marca: Packaging / Pendrives / Capacitaciones / Branding / Dominio y hosting / Programas de edición (Creative cloud, por ejemplo), etc / Publicidad
  5. Desgaste del equipo: cámara / lentes / flash / discos externos para almacenamiento / computadora
  6. Impuestos por tipo de pago: comisiones de MercadoPago / impuestos por transferencias, etc
  7. Vacaciones: ¡una vez al año te merecés un descanso! Y trabajando por tu cuenta, nadie las cubrirá por vos.
  8. Aguinaldo: ¡era tan lindo cuando lo cobraba! Y aunque no cambio por nada vivir de lo que me gusta, no está mal calcular un pequeño porcentaje anual que me permita tener un extra para no extrañarlo tanto 😊

 

Una vez que tengas tus gastos identificados, vas a notar que algunos son fijos todos los meses, a su vez algunos son variables, y otros son ocasionales, es por esto que lo primero que debés hacer es una proyección anual.

Gastos variables: el alquiler de tu casa lo pagás todos los meses, pero en Argentina ese valor cambia varias veces de acuerdo al contrato que tengas. Entonces, lo que pagás en Enero no es lo mismo que lo que pagás en Diciembre del mismo año.

Y en cuanto a los gastos ocasionales, algunos van a aparecer dentro de la proyección anual solo una vez, como por ejemplo el hosting y el dominio, el diseño de tu marca si estás en ese proceso, o la compra de un disco externo. Otros van a aparecer de manera esporádica, como la compra de materiales para tu packaging, tarjetas personales, o las diferentes capacitaciones que hagas en un año.

En cuanto al desgaste de equipo, para calcular el de tu cámara por ejemplo podés hacerlo así: si tu cámara + tu lente te costaron $50.000 (número simbólico), y la vida útil según el fabricante es de 150.000 disparos, entonces quiere decir que cada click que hagas va a “costar” $3. Si en una sesión de 4 horas, como vamos a ver en el ejemplo, sacás 500 fotos, el costo de uso de tu equipo por sesión va a ser de $1.500 (a veces vas a sacar más fotos, otras veces menos…sólo tenés que hacer un promedio de cuántas solés sacar a grandes rasgos según la duración del trabajo)

Al tener todos estos números, podrás tener un cálculo anual real del dinero que sale de tu bolsillo aunque no tengas trabajo. Por lo tanto ese sería el valor mínimo que deberías cubrir con tus fotos para sobrevivir sin deudas 💚

¿Cómo hago para bajar toda esta información y saber cuánto vale mi hora de trabajo?

Es muy simple: ese número anual que anotaste (que seguro te quedaste boquiabiert@ cuando viste el total de dinero que gastás al año), lo vas a dividir en primer lugar por la cantidad de días laborables de un mes (son 21, aunque haya feriados se calcula así), y ese valor resultante lo vas a volver a dividir por la cantidad de horas que deberías trabajar por día (deberían ser 8, aunque l@s fotógraf@s trabajemos más, pero eso lo vamos a ver más adelante).

Bien, ahora tenemos un número más chico, ¿verdad?

Supongamos que ese valor por hora dio como resultado $10 (¡es simbólico!). Esos $10 deberías ganar como mínimo por cada hora que trabajás para cubrir todos los gastos fijos que identificaste en el ejercicio anterior.

¡Ese número es muy bajo, no puedo cobrar $40 por una sesión de cuatro horas!

¡Exacto! El error más común que cometemos cuando empezamos es creer que si hacemos una sesión de dos horas, debemos cobrar sólo por esas dos horas de trabajo. Detrás de esos 120 minutos hay muchísimas más horas que rara vez tenemos en cuenta:

  1. Armado de presupuestos + Respuesta de consultas + Asesoramiento cuando te contratan: hacer el cálculo de precios lleva tiempo, y armar los paquetes de servicios también. Lo mismo sucede con el tiempo que le dedicás a responder mails, asesorar a cada cliente, guiarl@ en el proceso de decisión de compra, en la elección del lugar y la luz para hacer la sesión, etc. Alguien debe pagar por ese tiempo que empleamos y claramente es un valor que incluiremos en el presupuesto: en promedio, 1 hora por cliente
  2. El día de la sesión vas a tener tiempo de traslado: en el mejor de los casos, tenés media hora de ida y media hora de regreso a tu casa si te queda cerca (y si no tenes que pasar un buen rato buscando estacionamiento): en total 1 hora con muuucha suerte.
  3. Luego, el tiempo que dure la sesión: en el estilo documental es ideal que sean sesiones largas para generar mejores situaciones naturales, entonces voy a usar una sesión de 4 horas como ejemplo.
  4. Al regresar a tu casa o estudio vas a descargar ese material y lo vas a revisionar: Suponiendo que sacaste 500 fotos, vas a tener que mirarlas una por una, elegir las que van a pasar al proceso de revelado digital, y una vez que las reveles vas a hacer una edición del trabajo para poder contar bien la historia de la familia. Por lo tanto, aunque entregues 200 fotos finales de esas 500 iniciales, hay 300 fotos a las que les dedicaste al menos unos segundos para decidir si servían o no. En mi caso, todo ese proceso por foto me lleva alrededor de 1 a 2 minutos, pero vamos a calcular 1 minuto para que sea más fácil. Entonces: seleccionar, revelar y editar un trabajo que incialmente tenía 500 fotos me lleva un promedio de 8 horas (que nunca se utiizan de corrido). Si, 8 horas y trabajando muy rápido.
  5. Una vez que terminaste de editar, preparás la entrega: exportás el material, controlás que todo esté bien, grabás el Pendrive y armás el packaging, o comprimís la carpeta para enviarla por wetransfer. Si hacés la entrega física (en pendrive), podés enviarla por correo tradicional o con una moto y el costo se traslada al presupuesto. Ir al correo, coordinar con el de la moto y hacer el seguimiento lleva tiempo también. En la entrega digital es menos, asi que vamos a promediar en 30 minutos.
  6. Plus: si entregás personalmente el trabajo y no tenés un estudio, tendrás que calcular el tiempo de traslado hacia el punto de reunión, media hora con el cliente, mas el regreso a tu casa (sumando los viáticos). Acá tenemos 1:30 hora más

 

Conclusión: para una sesión de 4 horas, tenés un promedio de 16 horas reales de trabajo. Entonces, si sabés que el valor de COSTO (sin ganancia) de tu hora es de $10, eso quiere decir que un trabajo así lo tendrías que cobrar $160 solo para cubrir tus gastos fijos. Y a eso tendrías que sumarle los viáticos y los gastos extras que hayas tenido (si terminaste al mediodía y tenes que almorzar fuera de tu casa porque tenes mucho tiempo de viaje, o si tuviste que pagar un estacionamiento, por ejemplo)

Ahora bien, aún no tenés ganancia, solo trabajaste para cubrir costos… 

Si te sirvieron estos tips y querés saber cómo hacer para calcular tu porcentaje de ganancia, te invito a suscribirte a mi newsletter que  tendrá mucha ¡info gratuita! en cada edición, para que sigas mejorando tus sesiones documentales.

¡Gracias por leer!

Textos: Ivana Gorosito 2018 © Todos los derechos reservados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *