Lilia & Rodo

Un día charlábamos con Lilia de las fotos de bodas, de las producciones de novias, de la rutina, de los mandatos, y me confesó que tenía unas pequeñas ganitas de casarse. "Convenceme", me dijo, como buscando un chivo expiatorio para que la ayude a tomar esa decisión que no lograba materializar. Varias horas mas tarde,