Sofía, 8 años

No se queda quieta. Ni un segundo. Baila, corre, hace verticales y medialunas, se sube a todos lados y se ríe. Se ríe mucho. Juega al fútbol, trepa árboles, y sabe que puede hacer todo eso y mucho más sin pensar en que son cosas de varones. Hace gimnasia, hace mortales, no tiene miedo de