Calculando tus precios: Fotografía documental de familias

¿Cómo hago para saber cuál es mi porcentaje de ganancia?

¿Ya leiste el artículo anterior y sabés cuál es el valor de costo de tu hora de trabajo?

Entonces veamos cómo calcular tu porcentaje de ganancia.

¡Manos a la obra!

Según el cálculo de ejemplo con números simbólicos que hice en el post anterior, se supone que deberías ganar un promedio de $1.680 mensuales para cubrir tus gastos fijos. Y, para llegar a este número, deberías hacer en un mes al menos 10 sesiones de 4 horas para sobrevivir.

Es hermoso pensar en tener mucho trabajo pero sabemos que no siempre es posible tener esta constancia, y aun así no estarías teniendo ganancia.

Acá es donde tenés que decidir qué porcentaje querés ganar por sobre tus gastos fijos, para que tu trabajo sea rentable:

Si recién arrancás, quizás un 20% o un 30% sobre tu valor de costo te sirva para tener un precio mínimamente competitivo y cubrir tus gastos fijos pero que, a su vez, te permita que más gente te contrate para hacer conocer tu trabajo.

A medida que adquirís experiencia, cambiás tus equipos, y tu marca se vuelve más conocida, podés aumentar ese porcentaje como quieras (Vos y solo VOS sos dueñ@ de decidir cuánto cobrar por tu trabajo, tu tiempo y tus conocimientos…lo que es caro para algun@s es barato para otr@s. Y, aunque tu competencia cobre más o menos que vos dentro del mismo estilo, nunca podés ser rentable usando los números de otra persona porque cada un@ tiene su costo de vida).

¿Qué es el valor agregado? ¿Cómo se calcula?

Supongamos que, además de tener mucha experiencia, tus diferenciales con respecto a tu competencia son muchos: quizás tenés mejor conexión con las familias, una estructura de trabajo más sólida, tal véz entregás un regalo en cada sesión, o cualquier otro factor que haga que la experiencia de contratarte a vos, definitivamente, no sea igual que la de contratar a la competencia (aunque la calidad de fotos en amb@s sea similar).

Es entonces cuando podés sumarle un porcentaje de valor agregado: ese “extra” que es intangible, pero que hace que te destaques por sobre l@s demás.

Sigo sin saber cuánto cobrar de ganancia, ¿hay otras formas de calcular ese valor?

Una forma más simple de calcularlo es averiguar cuál es el sueldo promedio de un cargo jerárquico en el mercado. ¿Por qué jerárquico? En primer lugar porque, si vas a vivir de lo que te gusta, es mejor aspirar a ganar como jef@ que como pasante… ¿verdad?

Y además de esto, porque vos no estás simplemente sacando fotos: sos tu propi@ cadete, telefonista, secretari@, administrativ@, te ocupas de las ventas, de las compras…¡y no sigo porque es eterna la lista de tareas diarias que implica trabajar de manera independiente!

Si un jefe o gerente hoy gana $5.000 por mes (sigue siendo simbólico), y vos necesitás $1.680 mensuales para sobrevivir…cobrando esos $5.000 por mes vas a cubrir tus gastos fijos y vas a tener una ganancia de $3.320 (66% aprox. de ganancia).

Entonces, si tu hora de trabajo sin ganancia es de $10, tu valor final con ganancia incluida y el valor agregado por tus diferenciales es de $29 (Dividis $5.000 por los 21 días laborables que tiene el mes, y luego por las 8 horas diarias de trabajo)

Y para medir tu rentabilidad, si cobras $464 por cada sesión de 4 horas ($29 x 16 horas reales de trabajo), deberías hacer al menos 5 sesiones al mes para pagar tus gastos fijos, o 10 sesiones para acercarte al sueldo jerárquico que te pusiste como meta.

Yo no vivo de la fotografía, tengo otro trabajo fijo. ¿Tengo que cobrar menos por mis fotos?

Muchas personas piensan que, al tener un trabajo fijo, deben cobrar valores inferiores porque no necesitan ese dinero para sobrevivir. Y a su vez,  mucha gente asocia el amor por la fotografía con hacerlo gratis porque lo disfrutan.

Según mi propia experiencia, quiero decirte que: si ya tenés otro trabajo que te da de comer, cobrar menos por tus fotos sólo hace que desvalorices tu pasión, y que compitas con precios irrisorios con quienes si tienen la fotografía como única entrada. Pensá que si ya trabajás de lunes a viernes, la fotografía sería algo así como tus horas extras. Y las horas extras se cobran mucho más que las horas regulares en las empresas.

¿Tenés un trabajo fijo? Cobrá tus fotos como si no lo tuvieras: vas a poder ahorrar mucho más dinero para cambiar tus equipos o darte algunos gustos. Vas a competir con precios reales con tus colegas. Vas a tener mejores trabajos, clientes que valoren lo que hacés y, en el caso de que quieras trabajar algún día de manera independiente, no tendrás que hacer un gran salto de precios al inicio.

Conocer el valor de tu hora de trabajo te ayuda a:
  1. Calcular mejor tus ingresos
  2. Tener un control sobre tus gastos, que te permita llevar tu trabajo de manera ordenada
  3. Poder responder rápidamente ante un presupuesto fuera de lo que ofrecés: si te piden una sesión de 6 horas y vos presupuestas siempre por 4, es muy fácil calcular el proporcional sabiendo el valor de tu hora de trabajo
  4. Tener un mejor panorama para armar tus paquetes de servicios
  5. Cobrar un precio justo por lo que sabés y el amor con el que lo hacés
  6. Tener una referencia de tu margen de ganancia hace que puedas ofrecer, eventualmente, ciertos descuentos a tus client@s y que eso no te haga perder dinero para cubrir tus gastos fijos

¡Ojalá te sirvan estos tips!

Deja un comentario