Cocinar

Me gusta mucho cocinar, y disfruto tanto del proceso como del resultado final.

Amo pasar por la verdulería y comprar mucho sin pensar, llegar a casa e inventar algo con todo eso; o simplemente abrir la heladera e ingeniármelas con lo que hay para hacer algo rico.

Amo cortar las verduras, ordenarlas por tiempos de cocción; amo los olores que empiezan a surgir luego de un rato de revolver la ollita con mi cuchara de madera toda viejita y quemada, amo probar cada tanto para ver cómo va…amo abrir la alacena y elegir especias según como huele mi preparación, amo hacer algo para picar mientras se cocina todo, y amo abrir un vino para disfrutar de la espera.

Me encanta alterar las recetas, nunca jamás una comida me sale igual a la otra porque siempre las cambio. Por más que trate no logro memorizar cantidades, siempre recurro a google cuando se trata de cosas específicas.

Adoro preparar los platos y sorprender a mi compañero. Espero con ansias el momento en que me mira y me regala un pulgar hacia arriba porque no puede parar de comer para decírmelo.

Disfruto mucho de cada bocado, y más cuando sé que sobró algo para el día siguiente (casi todas las comidas son más ricas al día siguiente).

Amo mi cocina, mis decenas de especias todas desordenadas, amo mis cuencos de colores y amo cómo me siento dentro de ella.

Lo mismo me pasa con la fotografía.

 

 

2 comments
  1. Me pareció increíble y muy lindo que a cada oración que escribiste me encontré respondiendo mentalmente “a mi también” o “yo también”.
    Lo lindo de la cocina y de la fotografía es eso, que aunque te lo propongas firmemente, jamás obtenés un resultado exacto y previsible. Como bien decía Arbus: Siempre te salen mejores o peores, nunca como te lo propones.

    1. Gracias Nahualito. Ambos amores te los debo a vos ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *